TERAPIA PARA ADULTOS

El ritmo de vida actual, el estrés laboral, la conciliación familiar, los problemas de pareja, los problemas arrastrados durante años… son solo algunos ejemplos de problemas que pueden causarte ansiedad, depresión, miedo o inseguridad, algunos de los motivos más frecuentes por los que los adultos vienen a terapia. Y es que aunque se piense que en la etapa adulta ya tenemos todo resuelto, se pueden dar muchos síntomas y problemas psicológicos que interfieran en nuestra calidad de vida.

Los motivos más frecuentes por los que se acude a terapia en la etapa adulta son:

• Miedos

• Obsesiones

• Pánico

• Preocupaciones

• Problemas familiares

• Somatizaciones, etc.

Si te sientes identificado/a con alguno de estos motivos o crees que te puede ayudar acudir a consulta, no dudes en ponerte en contacto con el centro, ya que cualquier hecho que te preocupe puede ser tratado en terapia.