PSICOLOGÍA FORENSE Y JUDICIAL

La psicología forense y judicial es la rama de la psicología que se encarga de ayudar en los procesos judiciales de los siguientes ámbitos:

• ÁMBITO LABORAL: a través de la evaluación de las consecuencias del acoso laboral o Mobbing, del Síndrome de Burnout o del trabajador quemado, de la depresión laboral, de las psicopatologías derivadas del ámbito de trabajo, de la incapacidad o invalidez que afecta al rendimiento laboral de la persona y de las secuelas psicológicas por accidentes laborales, entre otras.

•  ÁMBITO FAMILIAR: en este área se evalúa la capacidad de custodia de los hijos cuando se produce una separación o divorcio, la idoneidad de los padres para la adopción, las competencias parentales, se realizan informes para modificar los convenios reguladores establecidos, para gestionar los regímenes de visitas, para valorar el estado psicológico de las padres y de los menores, se evalúa los efectos psicológicos de los divorcios y separaciones en los hijos, entre otros.

•  ÁMBITO CIVIL: se evalúa la salud mental en casos de incapacitación, invalidez, herencias, tutelas, internamientos voluntarios e involuntarios…

•  VICTIMOLOGÍA: en este ámbito se evalúan las secuelas psicológicas, el daño moral o la credibilidad de una víctima en casos de violencia de género, maltrato, abuso, agresión, acoso sexual… tanto en adultos como en menores.

El psicólogo forense evalúa todo lo citado anteriormente a través de diversas pruebas de evaluación como cuestionarios, escalas, entrevistas, test… con el objetivo de elaborar un exhaustivo informe como prueba en un proceso judicial.

Si necesitas algún informe para alguna causa judicial, no dudes en ponerte en contacto con el centro.